Angels Fortune Editions
Libro ebook El viudo del conde, Alfonso Volpini
Idioma: Español
Precio en Papel
: 15 (325,97)
ISBN: 9788494518263
Envío garantizado a cualquier país del mundo en un plazo máximo de 48/72 horas.
Precio en eBook ePub
: 8,5 (184,72)
ePub con Adobe DRM
Año de edición: 2018
Páginas: 112
Tamaño: 0,21 Mb
Copia No
Impresión No
ISBN: 0000159590005
FAVORITO Desmarcar
RESEÑA
AUTOR
COMENTARIOS
Lord Mauro De Vilaniu y Gómez de Avellaneda, conde viudo de Llombart, está inmerso en la preparación de la fiesta de su sesenta cumpleaños. Afincado de nuevo en Madrid, ciudad que le vio crecer, y alejado de su vida londinense, no deja de añorar los años que compartió con su querido esposo, el conde de Llombart, en aquella ciudad. Días antes de la tan esperada visita de su hijo para celebrar su cumpleaños, decide escribirle una carta donde no solo le relatará la historia de amor vivida con su padre sino que le confesará los más oscuros secretos que guardaba el conde de Llombart y sacará a la luz los suyos propios. Descubre qué se esconde tras las rígidas apariencias de la alta sociedad británica.
Alfonso Volpini Tondo nació en Madrid. Desde muy temprana edad siempre supo que su vida estaría unida al mundo de las artes. Trabajó en radio, periódicos y grupos de teatro hasta que una temprana paternidad le hizo abandonar sus aspiraciones, e iniciar su carrera profesional en el mundo comercial. La pérdida de empleo, la falta de su hermano y unos hijos ya mayores de edad, le devolvieron a su punto de partida y su verdadera vocación. Centrado en sus obras de teatro, guiones y dirección de cortos, se propuso un nuevo reto. El viudo del Conde es su maravillosa ópera prima que le ha abierto de par en par las puertas al mundo de la literatura.
Comentarios sobre el libro
Tu valoración:
Puntuación:
Comentario:
Para participar necesitas estar registrado desde aquí
 


24/03/2018 18:35:20


24/03/2018 18:34:34

Hay días en que una no puede esperar a salir del trabajo en la librería (galería de arte/ embajada/ joyería/floristería...táchese lo que proceda) y encontrarse al chófer abriéndole la puerta trasera del Aston Martin DBS bajo un inmenso paraguas que ha de protegernos de la suave y refrescante lluvia que se diluye en un anochecer temprano. Mientras nos acomodamos, le pediremos que pare un momento en nuestra librería (galería de arte/ embajada/ joyería / floristería...ya sabéis cómo proceder) a darnos un bien merecido capricho y después, que nos deje junto a la verja para recorrer a pie el camino de acceso a la casa a través del precioso jardín, que huele al agua caída y al anochecer incipiente. Una vez en casa, pedir que nos preparen el té mientras nos damos un baño y, envuelta en nuestra más dulce bata, dar cuenta de la infusión mientras contemplamos la noche a través de la ventana. Eso...o leer El viudo del conde. Porque si, es una novela de amor pero también es una novela de lujo. De un lujo que se pasea elegantemente entre el clasicismo de un mundo acomodado y elegante, entre la tradición y la modernidad, entre los renglones de una carta manuscrita, tinta y papel por los que desfilan la gloria del amor y las penas del engaño...donde reiteramos que el dinero no da la felicidad pero también que las penas con pan son menos. Aún cuando la forma se envuelve en oropeles, el gran acierto de Volpini Tondo es que en ningún momento afloja la tensión de su encaje emotivo y sus personajes no pierden su verosimilitud sentimental por más o menos lejano que nos resulte el aristocrático marco Shabby chic. En El viudo del conde, Lord Mauro de Vilaniu y Gómez de Avellaneda, viaja entre Londres y Madrid a través de su memoria, recordando a su difunto esposo, el conde de Llombart, con la próxima visita de su hijo común como telón de fondo. A través de este escrito nos adentramos en un mundo marcado por normas, reglas, y conciliábulos, amenazado por traiciones y secretos, pero definido por el amor, la paternidad, la familia e iluminado como sólo puede hacerlo la proverbial venda que cae de los ojos y un corazón dispuesto a seguir amando hasta el auténtico e inevitable final del camino. Porque, aún con más o menos oropeles, con una vida regalada, prestada, ganada o peleada, ¿quién no ha amado? ¿Quién no ha sido engañado? ¿Quién no ha dado una segunda oportunidad a su corazón?
24/03/2018 18:31:02

"He acabado su novela, y, aunque se que no le gusta que el digan que se lee en una sentada, ¡después de lo que cuesta escribirla!, así ha sido. Sus palabras me atraparon desde el principio, y, aunque no conozco las costumbres anglosajonas, estoy segura de que ha sabido trasladarlas muy bien. Me esperanza pensar que en 2029, e incluso en 2049 todavía existirán personas que escriban cartas, ¡ya casi lo hemos olvidado!. Había momentos en los que sentía lástima por Mauro, otros en los que pensaba que ambos fueron muy valientes al desafiar el rígido protocolo de la familia, y otros en los que sentía una “envidia sana” (si es que existe...) de la vida del viudo. Es una novela que me ha emocionado mucho, y en cada palabra Alfonso ha trasladado la emoción del momento, haciéndome partícipe de los sentimientos de Mauro. Gracias por recomendarme su lectura, y no se equivoca en su trayectoria como escritor. ¡Espero leer más novelas suyas!"
24/03/2018 18:30:23

Hay días en que una no puede esperar a salir del trabajo en la librería (galería de arte/ embajada/ joyería/floristería...táchese lo que proceda) y encontrarse al chófer abriéndole la puerta trasera del Aston Martin DBS bajo un inmenso paraguas que ha de protegernos de la suave y refrescante lluvia que se diluye en un anochecer temprano. Mientras nos acomodamos, le pediremos que pare un momento en nuestra librería (galería de arte/ embajada/ joyería / floristería...ya sabéis cómo proceder) a darnos un bien merecido capricho y después, que nos deje junto a la verja para recorrer a pie el camino de acceso a la casa a través del precioso jardín, que huele al agua caída y al anochecer incipiente. Una vez en casa, pedir que nos preparen el té mientras nos damos un baño y, envuelta en nuestra más dulce bata, dar cuenta de la infusión mientras contemplamos la noche a través de la ventana. Eso...o leer El viudo del conde. Porque si, es una novela de amor pero también es una novela de lujo. De un lujo que se pasea elegantemente entre el clasicismo de un mundo acomodado y elegante, entre la tradición y la modernidad, entre los renglones de una carta manuscrita, tinta y papel por los que desfilan la gloria del amor y las penas del engaño...donde reiteramos que el dinero no da la felicidad pero también que las penas con pan son menos. Aún cuando la forma se envuelve en oropeles, el gran acierto de Volpini Tondo es que en ningún momento afloja la tensión de su encaje emotivo y sus personajes no pierden su verosimilitud sentimental por más o menos lejano que nos resulte el aristocrático marco Shabby chic. En El viudo del conde, Lord Mauro de Vilaniu y Gómez de Avellaneda, viaja entre Londres y Madrid a través de su memoria, recordando a su difunto esposo, el conde de Llombart, con la próxima visita de su hijo común como telón de fondo. A través de este escrito nos adentramos en un mundo marcado por normas, reglas, y conciliábulos, amenazado por traiciones y secretos, pero definido por el amor, la paternidad, la familia e iluminado como sólo puede hacerlo la proverbial venda que cae de los ojos y un corazón dispuesto a seguir amando hasta el auténtico e inevitable final del camino. Porque, aún con más o menos oropeles, con una vida regalada, prestada, ganada o peleada, ¿quién no ha amado? ¿Quién no ha sido engañado? ¿Quién no ha dado una segunda oportunidad a su corazón?
24/03/2018 18:28:10


01/03/2018 13:46:07
Privacity | Condiciones de uso web | CONTACTO
2000-2019© Powered by Global Content Manager